Diario de una escritora de novela lésbica #51

Ayer escribía que había terminado el primer borrador de la novela y hoy he escrito mil palabras más 😅

Ayer escribía que había terminado el primer borrador de la novela y hoy he escrito mil palabras más 😅

Como te dije, dejé algunos huecos por escribir para no atascarme y poder avanzar con la novela. Hoy he escrito uno de esos huecos del tirón. Bueno, a decir verdad, la mitad de uno de esos huecos, pero seguro que mañana me sale del tirón la otra mitad.

Lo cierto es que hoy no esperaba ponerme a escribir, pero, claro, ya tengo el hábito, y además trabajo en casa pues… Me he sentado a escribir sin presiones, a ver qué salía.

Y oye, ni tan mal. Me ha gustado bastante lo que ha salido.

Cierto es que tenía la chuleta de lo que quería escribir (¡gracias, A. M. del pasado!), pero luego nunca se sabe qué va a salir y, sobre todo, cómo.

Como lo he dejado a mitad, espero retomarlo mañana y meterle un sprint de 500 palabras para dejar la escena cerrada.

Y entonces, sí que sí, adiós hábito, porque la semana que viene mi rutina se va a la mierda (solo esa semana) y me será más difícil encontrar el hueco para escribir.

Al menos no estoy haciendo el #NaNoWrimo 😅

Me he tomado el día de hoy como un regalo, algo que no esperaba y que me ha sorprendido para bien. Además, un regalo de los que a mí me gustan: baratitos y útiles 😂

Hay un libro que no he leído pero como si lo hubiera leído porque todos los influencers de la productividad lo han comentado en sus canales: «Hábitos atómicos». El libro viene a decir que un hábito es como un interés compuesto (estilo muy americano este de comparar cosas con las finanzas because sus movidas). Se trata de construir pequeños cambios que tienen efectos compuestos. Un 1% de mejora al día (500 palabras al día), puede producir resultados sorprendentes (una novela de 80.000 palabras). Del mismo modo, un 1% de deterioro al día puede deprimirlo cuando se acumula a largo plazo.

Esto segundo también lo he vivido. Cuando dejas de escribir, te oxidas y empezar una novela te parece un mundo.

Pero vaya, que James Clear no dice nada nuevo. Yo ya le oía a mi abuela eso de china, chana, que si bien en aragonés significa ‘andar despacio’, se aplica más a la vida diaria en general para decir que las cosicas se hacen poco a poco y sin prisa.

[Palabras escritas hoy: 1181]

Comparte con cariño este diario

2 comentarios

  1. Eso significa que la semana que viene no habrá diario?
    Y siiiiiii, esa expresión de tu abuela todavía la digo yo!!!!!! Jajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.