Encuentros en la tercera fase

Os cuento cómo avanza la corrección de mi nueva novela

Hace poco compartí en mi Instagram una imagen de la pizarra que tengo en una de las paredes de mi habitación propia. En la pizarra tengo una especie de Gantt en el que desgloso mes a mes los pasos que le quedan a mi novela.

Como veis estoy en la fase 3, corrección ortotipográfica y de estilo, además de incluir algún detalle de los que yo denomino “Lapierre” porque lo aprendí de este escritor francés (olores, colores y ruidos).
Estos detalles no son baladís. Muchas de vosotras me decís que tengo una gran capacidad para transportaros con mis palabras, que os metéis de lleno en la novela y esto es, en gran medida, gracias a estos detalles Lapierre. Mi escritura es muy sensorial, a mis personajes les encanta comer (¡como a mí!), les encanta pararse un momento y captura olores, sabores, sonidos, colores…

rewrite edit text on a typewriter
Photo by Suzy Hazelwood on Pexels.com

Pero esto es un arma de doble filo: la novela puede resultar lenta, cargante. Por eso es importante mantener el ritmo a diferentes niveles: en una frase, en un párrafo, en un capítulo y, por fin, en una novela entera. Por ejemplo, en esta última fase de corrección me he dado cuenta de que me faltaba un capítulo puente, algo que os permita descansar, respirar, y que, a su vez, que la novela tenga mejor ritmo.

Creo que, como escritora, estas dos cosas son mi punto fuerte.

En esta nueva novela, además, he tratado de seleccionar mejor los verbos. Un verbo implica acción pero un verbo bien elegido puede aportar mucha más información. Incluso, por qué no, también color o sonoridad. Un ejemplo muy básico: un personaje puede decir algo o puede escupirlo. Este segundo verbo ya indica que lo que dice no es neutro, sino que viene con una clara intención.

Y en esas estoy ahora 🙂

Cuando la acabe, le pasaré la novela a mi lectora 0, es decir, mi novia. Una vez la termine ella y me de sus impresiones, haré los cambios oportunos y la pasaré a mis lectoras beta y a la ilustradora de la portada.

¡Es verdad! No os lo había dicho. He contratado a una ilustradora, pero eso ya os lo contaré en el siguiente post 🙂

* Esta entrada de mi diario de escritora la leyeron primero las suscriptoras. Si quieres leer antes que nadie cómo va mi próxima novela (próximo email: las impresiones de la lectora 0) y conversar conmigo vía email, suscríbete!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00