He leído este post de Miriam “Marafarinha” Beizana Vigo sobre sus rituales a la hora de escribir y me he lanzado a escribir los míos, más que nada, para responderme a mí misma y conocerme como escritora.

Llevo publicadas cuatro novelas y ahora empiezo a tener un ritual. Tengo que limitarme a los recursos de tiempo, espacio y herramientas de las que dispongo (tiraría mi portátil por la ventana si no fuera por el cariño que le tengo. No en vano, me ha acompañado desde el principio). Si un consejo puedo dar es que no debes esperar a tener el espacio idóneo, el ordenador perfecto o el tiempo a tu disposición para ponerte a escribir. Lo único que debes hacer es esto que decía Carmen Martín Gaite:

El resto son excusas.

Aquí va mi tag:

¿Cuándo escribes?

A partir de las 4 de la tarde y hasta las 6. Más allá, la energía se me agota y no doy más de mí.

Tengo un salón en el que da el solecito y se está muy bien en invierno. Me siento en el sofá, con las piernas a lo indio, me pongo el portátil encima y escribo.

Cuando me levanto, me duele todo el cuerpo.

¿Cómo te aíslas del mundo exterior?

Con Spotify y unos auriculares. También suelo usar el modo de pantalla completa del programa de escritura que esté utilizando.

Intento no mirar el móvil, pero tampoco silencio las notificaciones.

¿Cómo revisas lo que escribiste el día anterior?

Sencillamente, no reviso. Sigo con la historia hacia adelante y tomo notas en un cuaderno si me surgen ideas que añadir en capítulos anteriores o incoherencias que debo corregir para cuando me ponga con la edición.

A vuelapluma también escribo notas para mí, entre paréntesis, por ejemplo: más tensión, más oscuridad, más sensualidad, y cosas del estilo, porque en ese momento no me sale y espero que la A. M. del futuro esté más inspirada.

¿Qué canción es la que te gusta cuando te sientes poco inspirada?

The Bright Light Social Hour, pelos y psicodelia

Escucho rock progresivo en inglés. El ritmo casi cansino de sus melodías infinitas y el hecho de que no esté pendiente de la letra es lo que más me ayuda a concentrarme y generar un estado mental. My Morning Jacket y The Bright Light Social Hour son mis favoritos ahora mismo. Si debo escribir algo con más luz, me pongo Keane.

¿Qué haces siempre cuando te encuentras luchando con el bloqueo del escritor?

Empiezo describiendo las escenas que quiero que ocurran, por ejemplo, “en este capítulo tiene que pasar esto y esto otro”. Muchas veces no tengo claro cómo arrancar, pero sé que si me detengo a pensar, no empiezo. Si veo que me va a resultar más fácil escribir el diálogo, empiezo directamente por ahí y voy salpicando con descripciones. Escribir diálogos es una buena manera de desatascar y coger ritmo.

Como a Miriam, también me ayuda con el desbloqueo caminar o, simplemente, pensar antes de dormir (con un cuaderno siempre en la mesilla).

Un bloqueo no es más que un problema que necesita una solución. Y yo, como escritora, adoro los problemas, porque son los que hacen avanzar las tramas.

¿Qué herramientas usas cuando escribes?

He descubierto Scrivener y me parece maravilloso. También uso Excel para el planteamiento de las escenas.

¿Cuál es la única cosa con la que no puedes vivir sin una sesión de escritura?

Pensaba que sí, pero no tengo imprescindibles. He escrito sin música, sin un plan previo y hasta sin portátil.

¿Cómo te alimentas durante tu sesión de escritura?

No me alimento. Bueno, miento. Me como los padrastros y así sobrevivo. Si me levanto, pierdo el hilo. La mayoría de las veces, se va el sol y yo sigo escribiendo a oscuras por no levantarme a encender una luz.

¿Cómo sabes cuando terminas de escribir?

Me pongo un mínimo de palabras. Más cuando estoy con el Nanowrimo. En esas dos horas que escribo, tengo que llegar a las 2.000. A veces lo consigo antes de las 5:30, otras no consigo superar las 1.800.

En cuanto a finalizar una novela me pasa como a los grandes tenistas, que se les hace cuesta arriba rematar un partido. Me cuesta encontrar esa frase o escena de cierre perfecta para la novela. Para mí es lo más difícil.

4 comments

  1. Que interesante leer esto de los autores/as y poder conocerles más en esta faceta. Soy muy fan de tus libros y estilo de escritura, los cuatro me han gustado un montón, lo que si a modo de retroalimentación, siento que el final de Sea fue muy apresurado y no encajó del todo bien, hay cosas que se perdieron o quedaron inconclusas, pero en si el libro fue muy divertido. Saludos A.M., continúa regalandonos esas historias por favor 🙂

    1. Muchas gracias por tu comentario, Fer. Y agradezco también el feedback que me das. Me hago cargo de esa sensación de precipitación del final de Sea (me lo han dicho otras personas). Así que sólo me queda seguir trabajando y mejorando para futuras novelas. Quizá tenga que compensar ese final con una segunda parte xD
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.